Vuelve uno de los secretos más relajantes del Monasterio de Piedra

Si después de visitar el monumento y el Parque Jardín Histórico del Monasterio de Piedra uno cree que ya ha visto toda la belleza y espectacularidad que ofrece este lugar único, es que no conoce aún el extraordinario Spa ubicado en uno de los extremos del antiguo Claustro.

Este 15 de marzo el Spa ha vuelto a abrir sus puertas al servicio de todos los clientes, ofreciendo de nuevo uno de los espacios más singulares y exclusivos del Monasterio de Piedra, para que puedan disfrutar de una experiencia sensorial muy por encima de sus expectativas.

No solo hablamos de un espacio concebido y diseñado para el bienestar de todo nuestro ser, hablamos de un espacio único, casi mágico, cobijado por muros centenarios y bóvedas medievales, donde cuerpo y mente vivirán un recuerdo imborrable.

 Son 500 m2 bajo una luz tenue y acogedora, envueltos en el dulce aroma de aceites esenciales y una sensación de calma y paz mecida constantemente por el agradable rumor del agua que corre.

Desde un amplio circuito de piscinas con luces de colores donde tonificar cuerpo y mente a través de infinidad de chorros, hasta una sauna y espacio de relax con camas calientes e infusiones donde simplemente dejarse llevar. Solo pisar el Spa nos transporta a otra dimensión.

Servicios de masaje y tratamientos de relax y estética a base de todo tipo de aceites naturales de la mano de profesionales, completan la oferta y garantizan una auténtica experiencia para todos los sentidos y la mejor de las sensaciones.El aforo es limitado, así que no olvides reservar hora cuando decidas disfrutar del Spa, ¡seguro que no te arrepientes!. Descúbrelo ya mismo y consulta sus servicios y horarios aquí https://monasteriopiedra.com/spa/