Monasterio de Piedra, enclave único y singular para disfrutar de la Navidad

El Monasterio de Piedra se convierte un año más en el entorno ideal para disfrutar del periodo navideño, bien pernoctado o pasado un día de excursión. Además, el Complejo Turístico ha lanzado una propuesta muy completa para todos aquellos que quieran celebrar fin de año en sus instalaciones.

Cena de gala, cotillón con barra libre, desayuno buffet, alojamiento y entradas al Parque – Jardín Histórico y al Monasterio Cisterciense del siglo XIII son los elementos que contiene este paquete para dar la bienvenida al 2020. De esta forma, los visitantes, además de celebrar la Nochevieja, podrán culminar y comenzar el año disfrutando de un entorno natural dibujado por el río Piedra y sus cascadas, visitar el Monasterio, una joya arquitectónica que conjuga elementos del arte Románico y Gótico, y degustar la gastronomía preparada para la ocasión en el restaurante Reyes de Aragón. Asimismo, estará disponible el SPA del hotel para aquellos que deseen sumergirse en un mundo de relajación y bienestar.

El menú de la cena de gala para cerrar el año consta de una terrina de foie y trufa con mermelada de rosas y violetas, seguido de ensalada de bogavante, rape alangostado y brotes, con vinagreta de coral. Como platos principales, un rodaballo a la parrilla con patatas de mortero con langostino, alga nori y crujiente de chipirón y carré de lechal asado a la provenzal, todo ello seguido de láminas de tiramisú y amaretto como broche final que endulzará la noche.

Con la celebración del año nuevo 2020, el Monasterio de Piedra y sus huéspedes dan la bienvenida a un año marcado por la agenda medioambiental y, que mejor lugar que hacerlo en el Complejo Turístico, que destaca por haber mantenido el entorno con la misma esencia que desde sus orígenes.