Monasterio de Piedra, uno de los escenarios de la nueva película de Terry Gilliam


/ Clara Gormedino

El Monasterio de Piedra, enclave singular de la comarca de Calatayud, ha sido una de las localizaciones, entre otras españolas y portuguesas, para la realización del rodaje de “El hombre que mató a Don Quijote”, la última película del oscarizado director Terry Gilliam que se estrenó  el 1 de junio en España. El director americano contó desde su concepción con las localizaciones de Monasterio de Piedra para el rodaje de la cinta, que ha sido bautizada como “el Quijote maldito”.

Entre los escenarios seleccionados para grabar parte de la película, destacan los paisajes del Parque- Jardín Histórico con sus llamativas cascadas, sus misteriosas grutas o zonas de la Abadía. El Monasterio Cisterciense permitió al equipo de producción recrear con gran detalle la época de Don Quijote, un escenario singular que transportará al espectador a los tiempos del hidalgo.  

Estamos muy orgullosos de formar parte de un proyecto cinematográfico de renombre como `El hombre que mató a Don Quijote´. La buena acogida que tuvo la película en Cannes demuestra que es un proyecto con muy buenas expectativas y estamos seguros de que le encantará al público ”, comenta José Pont, director general de Monasterio de Piedra. “La singularidad del Monasterio de Piedra, que aúna en un único entorno naturaleza, historia y arquitectura, le convierte en un espacio ideal para un rodaje por su capacidad para hacernos viajar en el tiempo. Esperamos que éste tipo de rodajes cinematográficos tengan continuidad  en nuestro Complejo”.

La película cuenta la historia de un anciano convencido de que es Don Quijote y confunde a un ejecutivo publicitario con su fiel escudero, Sancho Panza. La pareja se embarca en un viaje extraño, con saltos hacia atrás y adelante en el tiempo, entre el siglo XXI y el XVII. Poco a poco el ejecutivo publicitario se va contagiando de ese mundo de ilusión y se ve incapaz de separar sueño y realidad.

Junto a actores internacionales, como Adan Driver o Jonathan Pryce, participan los actores españoles Oscar Jaenada, Jordi Mollá, Sergi López y Rossy de Palma aportando a la película un toque español. La cinta ha sido grabada en distintas localizaciones en España y Portugal.

Esta película se suma a otras rodadas en el entorno del Monasterio de Piedra. La primera data de 1905 dirigida por Fructuós Gelabert y titulada “El rostro del asesino”. Tras esta, en los años 60 y 70, fueron otras de las que se tiene escasa documentación pero destaca “La siesta” de Jorge Grau y, ya en el siglo XXI, la producción de Daniel Monzón “El corazón guerrero”.

Sin duda, la arquitectura cisterciense, las cascadas, grutas y saltos de agua del Monasterio de Piedra han servido de fondo para películas que han sabido aprovechar el lado más cinematográfico de este Complejo Turístico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies